Sin categoría

21 DE ENERO, DIA EUROPEO DE LA MEDIACIÓN

Otro año más celebrando la mediación. Pero, ¿por qué justamente el 21 de enero? Porque en esa misma fecha del año 1.998, el Comité de Ministros del Consejo de Europa adoptó la Recomendación a los Estados miembros de la UE para que sus Gobiernos reconocieran y legitimaran la mediación, en base al creciente número de conflictos familiares, especialmente los derivados de procesos de separación o divorcio, que provocaban no pocas consecuencias perjudiciales a las familias y elevados costos sociales y económicos a los estados, por la necesidad de garantizar la protección de los menores, en relación con la custodia y su acceso, que surge como resultado de la separación o divorcio, y vista la posibilidad de resolver estos conflictos de manera consensuada y- por qué no-, de reducirlos, en interés de todos los miembros de la familia.

Porque los conflictos familiares implican a personas que seguirán teniendo relaciones continuas y de interdependencia.

Porque los conflictos familiares surgen en un contexto de emociones perturbadoras que son su “motor” y los aumentan.

Porque la separación y el divorcio impacta sobre todos los miembros de la familia, especialmente a los niños.

Se investigó sobre el uso de la mediación ya experimentada en varios países, para llegar a la conclusión de que con la mediación familiar se puede llegar a:

– Mejorar la comunicación entre los miembros de la familia.
– Reducir los conflictos entre las partes en disputa.
– Crear soluciones amistosas.
– Garantizar la continuidad de los contactos personales entre padres e hijos.
– Reducir los costos sociales y económicos de la separación y el divorcio tanto a las propias partes como a los estados.
– Reducir la cantidad de tiempo requerido para resolver los conflictos.

Haciendo hincapié en la creciente internacionalización de las relaciones familiares y en particular en los problemas relacionados con este fenómeno, y por el hecho de que algunos estados miembros ya estaban considerando por aquel entonces la introducción de la mediación familiar, y convencidos de la necesidad de hacer un mayor uso de la mediación familiar, donde un tercero- el/la mediador/a profesional- imparcial y neutral, asiste a las partes para que negocien sobre las cuestiones en controversia y alcancen sus propios acuerdos conjuntos, el Consejo de Europa recomendó a los Gobiernos de los Estados miembros introducir o promover la mediación familiar o reforzarla, los que ya la tuvieran en marcha, y que tomaran o fortalecieran todas las medidas que consideraran necesarias para promover el uso de la mediación familiar como un medio adecuado para resolver los conflictos familiares. Y en esas estamos desde entonces.

La Recomendación hablaba de la mediación familiar, pero vistos sus buenos resultados, se ha ido “contagiando” la mediación a otros ámbitos como el penal, el mercantil, el escolar, el civil, el comunitario, el hipotecario, el del consumo…, exitosamente. Y cada vez son más los jueces y magistrados convencidos de su aplicación, hasta el punto de que ellos mismos proponen dentro de un proceso judicial ya en trámite, que los litigantes acudan a una sesión informativa sobre la mediación y valoren si puede ser aplicable a su caso.

Con esta celebración no tenemos otro objetivo que dar a conocer la mediación y que se vaya implantando en nuestro país como medio más habitual y natural de solucionar nuestros conflictos, al igual que sucede en otros países que nos inspiran ejemplo a seguir. Decir que, en este sentido, aún nos queda mucho trabajo por hacer, pero somos optimistas.


Entrades relacionades
¡Hola mundo!
2 septiembre, 2015

Leave a Reply

Deja un comentario

Tu comentario*

Nom*
Webpage

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies